OMNIA

octubre 19, 2008

Much better...

Exactamente 30 días después de mi gestión para conseguir la interconsulta al hospital, debí ir para que me atendiera el especialista. Un tipo bien antipático, pero reconocido como capo en su área. Me examinó y vio mis papeles y me dijo exactamente lo que sabía... lo mismo que me había dicho mi doctor. Al menos coincidían. Lo nuevo fue que me citó a un consejo quirúrgico, dentro de 15 días, en que se decidiría si me harían o no la biopsia... Así que esperé tratando de no pasarme muchos rollos... pero a medida que se acercaba la fecha se me generó un poco de ansiedad... lo peor que podía pasar era que dijeran que no necesitaba la dichosa biopsia, que otra era prioridad y que debiera optar por pagarla de forma particular... Cuando llegué hace unos días y entré al Consejo, cubierta solo por la bata, me di cuenta recién que aparte de los doctores estaban los y las estudiantes de medicina. Yo era un caso y estaban allí para examinarme. En fracciones de segundos me imagine a los mocosos tocando mis pechugas y me dio lata. Afortunadamente, solo un doctor mayor y muy acogedor y simpático se acercó y palpó. Los demás se arrojaron como kurdos refugiados ante una caja de comida a mis placas... las daban vuelta, hablaban, las miraban y comentaban. Eso me dejó tranquila, la decisión que tomarían sería en conjunto. Estuvieron mucho rato hablando como si yo no estuviera allí, luego de las preguntas de rigor... Qué edad tienes? y cuando respondí, dos matronas me miraron sorprendidas.. uy, te ves jovencita... Me sacaron una sonrisa y desde ahí me relajé más. Cuando ya tenían mis placas guardadas volvieron a sacarlas y estuvieron mirandolas otro tanto. Aquí, lo más importante, dijo el doctor antipático finalmente a sus estudiantes, como enseñandoles la lección del día, son los antecedentes familiares. Más que cualquier otra cosa.... así que haremos examen. Luego, se dirigió a mi, y hablando de esa manera en que parece que una fuera lesa y mucho, te explican palabra a palabra lo que una ya entendió. Yo asentía y por dentro estaba respirando aliviada... Terminada la explicación, me paré y me pude ir. Me explicaron afuera que estoy en el lugar 13. No no soy para nada supersticiosa, ja. Ello significa que me avisarán y que debo esperar que me llamen. La biopsia debe hacerse en un centro al que compran el servicio y de allí la espera. Eso me dejó ultra tranquila. Mucho.

Durante todo este periodo de nuevas experiencias en el área de trámites y visitas al consultorio y hospital, me pasaron algunas cosas destacables:

1. Cuando fui a mi consultorio a "ingresar al sistema" y encontrarme con la matrona, un sol la que me atendió, me encontré con algunas mujeres en la sala de espera. Ellas, acostumbradas a conversar en esas situaciones... de los hijos, de sus visitas previas en fin... y una va y me pregunta...cuántos hijos tienes? No tengo hijos, digo. Ninguno? saltan al menos dos... ni uno? (me vi como Oliver twist cuando era acusado: Culpable, culpable, culpable!!) No ninguno, afirmo. Noooo me dice una, hay que tener hijos, los hijos es lo único que es de una... Ni los maridos son de una.... Me cambié rapidamente de asiento, ya era un bicho raro... antes que me preguntaran por mi marido, jaja.

Igual me quedé pensando. Para muchas de nosotras, profesionales, el tener hijos es una opción, una elección que hacemos... para la mayoría de esas mujeres ni siquiera es tema,llegada una edad DEBEN tener hijos... igual me quedó una espinita... auch!

2.Cuando estuve en el hospital, esperando que el antipatico me atendiera, me topé al menos con tres mujeres con turbantes... algunas hablaban normalmente de sus sesiones de quimio y de cómo iba eso. También escuché de mujeres ya operadas y tratadas de cáncer, que al parecer ya no estaban en remisión. Glup!

3. Durante mi última espera en el hospital, contabilicé al menos a 10 personas con labio leporino o paladar fisurado en la sala. La mayoría entraban al módulo de atención dental. El mayor debe haber tenido unos 20 años y el menor no más de dos años. En mi región es muy común esta condición, no sé cómo andan las cifras totales en el país. Me llama la atención. Recordé una conversación a pito de nada con mi nutricionista... Me dijo: cuando quieras embarazarte debes decirme, para darte ácido fólico, y prevenir el labio leporino... Antes que me repusiera del comentario so freak...(embarazarme?) estabamos discutiendo acerca de cifras y de si lo de la aspirina es mito o realidad. También me acordé de aquellas famosas visitas de médicos japoneses a mi ciudad a operar a niños fisurados de manera masiva...

Bueno, los he puesto al día de los últimos acontecimientos. Me queda contarles el último. Hace unos días celebré una vez más mi cumpleaños. Lo pasé muy bien rodeada de mis amigos y de alguien muy especial.
Estoy FELIZ!




Caminó por aquí Aynna Dannan :: a las 20:59 :: 6 Que siguen sus pasos:

Siguenos!

---------------------------------------